La importancia de ser parte de una  familia espiritual

En una cultura que minimiza el compromiso y maximiza la autocomplacencia, he aprendido el precioso regalo de la asistencia a la iglesia o, más específicamente, la iglesia reunida. No veo la asistencia a la iglesia como una carga o un compromiso legalista. Lo veo como alegría: un lugar donde puedo dar y servir, un lugar donde puedo concentrarme más en los demás que en mí mismo.

Podría nombrar muchas, pero aquí hay diez razones por las que es importante asistir a la iglesia para ti:

Asisto a la iglesia para servir a los demás. Hay una alegría mucho mayor en servir que buscar ser servido. Tengo muchas oportunidades de servir cuando se reúne la iglesia. Esas oportunidades son mis dones a Dios.
Asisto a la iglesia para alentar a otros. Vivimos en un mundo de increíble comunicación digital. Pero todavía hay algo irremplazable en reunirse. Cuando me encuentro con alguien en persona en la iglesia, también tengo la oportunidad de alentarlo en persona.
Asisto a la iglesia para alentar a mis lideres. Dudo que muchos de nosotros sepamos cuánto nos sirven y nos aman nuestros lideres los siete días de la semana. Lo menos que puedo hacer por mi pastor y lideres es estar allí en persona cuando nos reunimos como iglesia. Sé que alienta a mi pastor y a mis lideres, y quiero que ellos tengan aliento y animo cada semana.
Asisto a la iglesia para establecer mis prioridades. Si puedo ir a trabajar, ir a la escuela, irme de vacaciones o mirar o participar en un deporte, tambien puedo asistir a la iglesia. Deseo tener una cláusula de "no excusa" en mi vida para asistir a la iglesia.

Asisto a la iglesia para participar en la adoración. Hay algo especial y lleno de espíritu cuando venimos a adorar junto con otros cristianos. Es una oportunidad y un regalo que no tomo a la ligera.
Asisto a la iglesia aunque no satisfaga todas mis necesidades. Si digo: "No me estoy alimentando espiritualmente", probablemente significa que no tengo hambre espiritualmente. Si mi iglesia hace algunas cosas un poco diferentes a mis preferencias, me doy cuenta de que estoy allí, no como consumidor, sino como donante y alguien que ha sido llamado para poner las necesidades de los demás antes que las mías. Ninguna iglesia es perfecta. Ningún estilo de adoración es perfecto. Ningún pastor es perfecto. Y yo tampoco son perfecto.
Asisto a la iglesia con frecuencia, no en ocasiones. Es mi oración estar en mi iglesia todos los domingos. Cuando estoy fuera de la ciudad, puedo encontrar otra iglesia para asistir. Espero nunca llegar a decir: "Necesito un descanso de la iglesia". Ciertamente no quiero que Dios algún día se tome un descanso de mí.
Asisto a la iglesia para dar un ejemplo a mi familia. Las parejas tienen matrimonios más saludables cuando asisten a la iglesia. Los niños crecen con innumerables beneficios porque sus padres los llevaron a la iglesia. Necesito mostrar la importancia y prioridad de la asistencia a la iglesia a quienes amo.
Asisto a la iglesia porque la Biblia me dice que lo haga. Dos tercios del Nuevo Testamento se trata de iglesias, iglesias específicamente reunidas. Las palabras del escritor de Hebreos en 10: 24-25 son poderosas: “Y cuidemos los unos de los otros para provocar amor y buenas obras, no descuidando reunirnos como algunos tienen la costumbre de hacer, sino animándonos unos a otros. y más cuando veas que se acerca el día ".

Asisto a la iglesia porque amo a mi iglesia. Amo a mi iglesia, amo a mis pastores, amo a los miembros de mi iglesia. Amo la comunidad a la que sirve mi iglesia. Si amo a alguien, estaré allí para ellos. Realmente amo a mi iglesia.
Cada vez es más común ver la asistencia a la iglesia como una actividad más, una opción entre muchas, un lugar para satisfacer las preferencias de los consumidores o una reunión ocasional para esconderse en el anonimato.

Se ha vuelto cada vez más popular para algunos argumentar que la asistencia a la iglesia no es una alta prioridad porque el edificio no es una iglesia, sino la personas. Pero se supone que esas personas se reúnen en algún lugar. De hecho, se les ordena reunirse.

 

Asi que yo amo asistir a la iglesia Viña CC. Asisto a la iglesia por estas razones y muchas más.

Doy gracias a Dios por mi iglesia Viña CC.

Ps. Rafael Saracual

Visítanos!

Visíta nuestras redes sociales

Iglesia Viña Comunidad Cristiana

308 Jordan Rd, Franklin TN 37067

Tel: (615) 567-3004

Escribenos un Email

  • Wix Facebook page
  • Wix Twitter page
  • YouTube Classic

Facebook

Twitter

YouTube

308 Jordan Road, Franklin, TN 37067